momento_zen_emprendedor

El emprendedor y su momento Zen…

Vértigo. Velocidad. Apuro. La rutina del emprendedor es la no rutina porque jamás el día siguiente será igual al de hoy. La aventura de mantener viva la llama de tu sueño implica vivir con un ritmo que el asalariado desconoce, porque en realidad, la jornada no acaba nunca, al menos en la cabeza y el alma.

Esta frenética velocidad no siempre es recomendable porque nos aleja de la posibilidad de tener un rato “Zen” para pensar, relajar o reflexionar.

En el momento “Zen” no se trata de pensar sobre el alquiler que hay que pagar, el power point de la reunión de mañana o Más >

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 usuarios votaron con 5,00 de 5 puntos)
Loading ... Loading ...