Existen muchos tipos de mercados. Hoy nos concentraremos en explicar que es y cómo está conformado un mercado de capitales.
Los mercados de capitales están integrados por aquellos demandantes de dinero que necesitan financiación para sus empresas o gobiernos y los oferentes de dinero que tienen excedente y quieren obtener una renta. Para una sociedad es indispensable contar con un mercado de capitales grande ya que este actúa como el “ corazón “ de la economia. Un corazón que late despacio obviamente nos permitirá movernos muy poco, en términos económicos, el crecimiento de la economia será afectado por este suave latir.

Todos los mercados de capitales se encuentran regulados por diversas leyes y organismos que cumplimentan esas leyes.
En Argentina la ley 17811 es la que regula la oferta pública de títulos valores y  el organismo encargado de hacer cumplir la dicha ley es la Comisión Nacional de Valores.
A modo de resumen podríamos decir que este u otro organismos dependientes, regulan toda la operatoria realizada dentro del Mercado de Valores y garantizan las operaciones que allí se realizan.

Esta operatoria de financiación que se da en el mercado de capitales, se produce a través de títulos valores u activos financieros.

Existen dos tipos básicos de activos financieros:
a) los de capital: acciones
b) los de deuda: bonos o títulos públicos.

Los de capital son aquellos en los cuales yo me asocio con la empresa, es decir que al comprar acciones yo soy accionista y por ende mis utilidades estarán dadas por las utilidades de las empresa.
Y los de deuda son aquellos a través de los cuales yo me endeudo para obtener dinero sin ceder parte de mi empresa o tener un nuevo socio.

Otra clasificación de activos financieros esta dada entre los títulos de Renta Fija y lo de Renta Variable.
Los primeros son aquellos que tienen un flujo de fondos futuros predeterminado de antemano. Es decir se perfectamente que día me vana  pagar los interés y cuantos son esos intereses junto con los días en los que eme irán devolviendo el capital. Por ende es muy fácil saber cual es la rentabilidad de estos títulos.
En cambio los de renta variable no tienen un flujo de fondos predeterminado sino que su renta depende de cómo le vaya a la empresa de la cual soy accionista. El tenedor de estos títulos no puede calcular exactamente cuales serán sus rendimientos. Un claro ejemplo, y muy conocido por todos son las acciones. De ahí que el riesgo de ambos es también muy distinto.

Con esto podemos ver que un mercado de capitales donde se negocien volumenes altos y donde haya muchos instrumentos más allá de estos dos  (acciones y bonos) que permitan obtener financiamiento incide plenamente en el nivel de actividad y crecimiento de una economia.
Sino fijémonos hoy el problema que existe para las PYMES; que por no tener Argentina un mercado de capitales desarrollado estas no encuentran financiamiento apropiado y por ende deben acudir al mercado informal de descuentos de cheques o adelantos.
Para tener una noción en el mercado de capitales argentino se negocian por día unos 20 millones de dólares en acciones, una cifra muy menor a cualquier patrimonio personal de un dueño de una gran empresa. Es decir que una persona puede más que manejar el mercado de capitales de un país.
En USA por ejemplo en algunos productos nada más, se negocian casi 35 mil millones de dólares, pequeña diferencia no?

Lic. Ezequiel Asensio. Economista- Director Fundamentals S.A.


Notas relacionadas:

  1. Pecados capitales emprendedores
  2. Los Pecados Capitales de los Trabajadores
  3. UMSA: Curso de mercados de capitales
  4. No mires al mercado global con ojos de mercado local
  5. 7 pecados capitales al crear y administrar una Fanpage