Los precios bajos de McDonald's, más altos en Latinoamérica

En todos los países de la región existen las promociones de la marca, conocidas como los pequeños precios. ¿Cuáles son los países con los menús más costosos de la región?

La revista The Economist realiza periódicamente el índice Big Mac que tiene el precio en dólares de la hamburguesa en los establecimientos McDonald’s de los distintos países del mundo. El índice sirve para analizar si los tipos de cambio están bien valorados o por el contrario la moneda se encuentra bastante depreciada o apreciada en términos relativos frente al dólar.

La teoría de la paridad del poder adquisitivo sostiene que con el tipo de cambio vigente, un dólar debería alcanzar para comprar la misma cantidad de cosas. Es decir que los productos idénticos deberían tener el mismo precio en términos de la misma moneda. Sin embargo, esto no sucede en realidad.

El pasado 22 de julio, la revista británica publicó su último índice, en el artículo ‘When the chips are down”, señala que los precios oscilan entre US$7,20 que cuesta la BigMac en Noruega hasta US$1,78 en Argentina. La publicación señala que hay que analizar este índice con cierta generosidad, puesto que en el costo de las hamburguesas influyen factores como el ingreso y los salarios, que tienden a ser menores en los países pobres.

Sin embargo, en varios países de Suramérica, la famosa Big Mac cuesta más que en países desarrollados como los Estados Unidos. Según este índice, el país de la región con los precios más altos es Brasil. Una de estas hamburguesas cuesta US$4,91, lo cual sugiere que el real está sobrevalorado frente al dólar estadounidense, en este país la hamburguesa se consigue en US$3,73.

The Economist afirma que lo que está pasando con el real se debe a las altas tasas de interés de Brasil –la tasa de referencia está en 10,75%- que está atrayendo los ‘hambrientos’ inversionistas extranjeros.

Finanzaspersonales.com.co construyó su propio índice con las promociones que tiene McDonald’s en los países de la región. Todos tienen sus propios pequeños precios, pero al hacer la conversión a dólares se encuentra que hay unos países donde comer sale más barato que en otros. La lista de los más costosos la encabezan Brasil, Uruguay y Colombia. El peso colombiano es una de las monedas de la región que más se ha apreciado. En lo corrido del año, la tasa de cambio cayo 8,67%. Una McPollo Junior, unas papas, un sundae o una gaseosa pequeña, que hacen parte de los prequeños precios, cuestan 3 reales en Brasil, esto es US$1,69. En Uruguay, la misma hamburguesa se consigue en 35 pesos uruguayos, que equivalen a US$1,66. En tercer lugar, está Colombia. Una McFiesta, una hamburguesa de queso, unas papas, una gaseosa pequeña o un sundae cuestan $2.800, que equivalen a US$1,50.

En estos países, los menús baratos que ofrece McDonald’s son incluso más costosos que en los Estados Unidos, donde todos estos productos están a un dólar. La misma McPollo Junior o las mismas papas pequeñas cuestan un dólar. Esto nos muestra que si la ley del precio único se cumpliera en el caso de las hamburguesas, el real brasileño está revaluado en un 69% con respecto al dólar, el peso uruguayo 66% y el peso colombiano 50%.

Si se tiene en cuenta que los niveles de ingreso en los países de Suramérica son menores que en los Estados Unidos, se obtiene además que el costo de comprar una hamburguesa en estos países es mucho más alto. El tiempo que debe trabajar un brasileño, uruguayo o colombiano para pagar una hamburguesa es mayor que el de un estadounidense.

En Argentina y Chile, sin ser de los más caros, los pequeños precios de McDonald’s también cuestan más de un dólar. En Argentina una McFiesta o una McPollo Junior están en US$1,27 y en Chile US$1,04. Los McDonald’s más baratos de la región se encuentran en Paraguay y México, incluso esas promociones son más baratas que las de los Estados Unidos.

En Paraguay, una McFiesta está en 4.500 guaranis, que equivalen a US$0,95. El país, de nuestro listado, con los precios más pequeños es México. De hecho un combo del día con papas y gaseosa pequeña cuesta 35 pesos mexicanos. Una hamburguesa sale entonces en US$0,91. Esto significa que el peso mexicano se encuentra devaluado un 9% en comparación con el precio de una hamburguesa en los Estados Unidos.

De este índice se pueden inferir que el costo de vida de Colombia es entonces mayor que en muchos otros países de la región. Esto está pasando por dos cosas. Primero, la competencia en otros mercados como el mexicano es mayor.

Aunque McDonald´s no maneja una política de precios única a nivel internacional, la estrategia del establecimiento sí ha sido la de asignar precios razonables en cada país frente a los que ofrecen los competidores. De hecho, $2.800 por una McFiesta no resulta costoso para los colombianos, pero debería costar $1.866

Segundo, producto de la revaluación del peso colombiano, McDonald’s ahora reciba más dólares por la misma hamburguesa que hace unos meses, sin haber tenido que subir sus precio. Esto indica que probablemente la inflación en dólares del país ha aumentado.

fuente: Finanzas Personales


Notas relacionadas:

  1. Nuevo gerente de RR.HH. en McDonalds
  2. Los divorcios más caros de la historia
  3. El boom del e-marketing: publicidad a bajos costos
  4. Los empleados de Sabre Holdings contribuyen con sectores de bajos recursos
  5. Salta capacita jóvenes de bajos recursos