Una de las claves para ser un buen jefe es saber resolver los conflictos en la oficina. De hecho, los expertos reportan que los equipos de hoy utilizan más del 25% de su tiempo tratando de resolver conflictos. La disputa puede ser marcada por malos temperamentos y debates intensos. O por comentarios fríos y distantes. Sin embargo, el conflicto se manifiesta y el peligro es que esto sacudirá y desviará el trabajo presente.
Algunas personas piensan que un desacuerdo desaparecerá si pretende que no existe. La realidad es que el conflicto existe y estalla cuando usted lo ignora. No evada el problema. Trate la situación tan pronto como le sea posible.
Enfóquese en la definición del área del desacuerdo. Sea específico. Ajústese a los hechos, no a las emociones. Proporcione a todos los miembros del equipo la oportunidad de presentar sus opiniones. Permita el tiempo suficiente para que las personas se expresen completamente. Pida a los miembros que mantengan la discusión a nivel conversación, no de confrontación. No permita que ninguno domine la sesión.
No haga del conflicto una pregunta de correcto o incorrecto. Es raro que una disputa en el trabajo se limite a un asunto de correcto o incorrecto, blanco o negro. Hay muchas maneras de hacer un trabajo. Así que no permita que los sentimientos personales distorsionen sus reacciones a las opiniones de otros.
Esté abierto a lo que digan los miembros de su equipo. El comportamiento defensivo no es apropiado, es, incluso, contraproducente. Escuche a los demás sin prejuzgar. Si no está seguro de entender la posición de alguien, haga preguntas.
Después que todos hayan tenido la posibilidad de hablar, señale lo positivo, los puntos de vista en los cuáles las personas concuerdan. Construya sobre éstas áreas para que el equipo pueda avanzar.  Use las discusiones como una manera de generar ideas nuevas y creativas. Sea constructivo: busque soluciones que produzcan resultados ganar-ganar para todo el equipo.
El punto de resolución de un conflicto es lograr un consenso. Este proceso, usualmente lleva su tiempo. No se preocupe si su equipo no llega a una decisión final en la reunión inicial. Pero definitivamente deberán decidir cuál es el próximo paso a seguir. Continúe tratando de resolver diferencias y avanzar.

 
Daniela De León. Directora del Dale Carnegie Institute de Argentina
Emprendedores.News invita a una clase gratis de Dale Carnegie sobre liderazgo en tiempos de crisis, donde se hará hincapié en la oratoria, liderazgo, manejo del stress y relaciones interpersonales a quienes manden un email a info@dalecarnegie.com.ar  o llamen al 4382-7000 mencionando a Emprendedores.News


Notas relacionadas:

  1. Resolviendo conflictos en la oficina
  2. Verdades que matan corporaciones: cómo evitar filtraciones
  3. ¿Cómo actuar para evitar la fuga de clientes?
  4. ¿Cómo actuar para evitar la fuga de clientes?
  5. Nexo lanza la promo “Cómo anda la oficina?”