La innovación incremental se produce cuando se agrega (o quita, o combina, o resta, o suplanta) una parte a un producto o servicio.
La innovación radical se produce cuando se incorpora al mercado un producto o servicio que en sí mismo es capaz de generar una categoría.
Radical proviene del latín radix, raíz.

En una se comienza a trabajar sobre una base conceptual. En la otra sobre un concepto absolutamente nuevo.

Veamos un ejemplo. La aparición en el mercado del teléfono celular fue decididamente una innovación radical. La incorporación al móvil de las cámaras de fotos es una innovación de tipo incremental. La creciente tendencia de hibridaciones tecnológicas nos ubica en permanentes incrementos en las prestaciones de los productos.

Las dos son absolutamente imprescindibles en una compañía o en un emprendimiento.

Suele verse con frecuencia que las compañías consolidadas son más renuentes a las acciones innovativas radicales porque hay “un prestigio” que sostener, quedando en emprendedores la aparición de las innovaciones radicales o disruptivas.
Este ciclo suele cerrarse en muchos casos con la aplicación de un proceso “me too” de las grandes compañías (con mayor presupuesto y con un resultado final eh algunos casos de calidad superior) o con un proceso de adquisión e incorporación de compañías innovadoras.
No hace mucho un ejecutivo de una gran compañía multinacional me confesaba que no están dispuestos a correr riesgos en función de la protección de la marca. Lo lamento muchísimo, porque estoy seguro que la próxima oportunidad de negocio no estará bajo el paraguas de su marca.

Así, a grandes empresas consolidadas se le “adelantaron” en la oportunidad de negocios emprendedores o empresas que jugaban por fuera del negocio.
Amazón, con ese gran emprendedor que es Jeff Bezos, visionó el negocio de venta virtual de libros a Barnes & Noble quien finalmente debió ingresar en el negocio virtual.
Apple se le adelantó a Sony respecto del posicionamiento de reproductores MP3 con su iPod y quien fuera inventor del walkman se encuentra realizando esfuerzos permanentes por acortar la distancia del innovador iPod.

Cuidando el negocio actual….¡puedes perderte el negocio del futuro!. Léase: concentrase solo en las innovaciones incrementales fortalecen el negocio….siempre y cuando no aparezca una innovación radical que rompa con todo lo anterior.

Generalmente las innovaciones incrementales devienen de esfuerzos orientados con procesos creativos enfocados a determinados fines. La creatividad muy enfocada solo puede ofrecer diminutas innovaciones. Brainstorming, scampers, sinéctica, palabras al azar, mindmapping componen un abanico de posibilidades para hallar posibilidades innovativas de este tipo. La creatividad está delimitada en un tiempo y espacio.

Sin embargo las innovaciones radicales provienen de procesos de “insight” en los cuales las oportunidades se hacen visibles en un instante, quizá como un cúmulo de experiencias, deseos, condimentos y una buena dosis de casualidad o serendipity. La creatividad vuela sin ataduras de tiempo ni espacio.

Un enfoque diversificado de la creatividad es un soporte imprescindible para que las compañías puedan jugar a “sostener” algunos mercados e “inventar” otros.

De eso se trata el futuro competitivo de las empresas. Mejor dicho….¡el presente!.

Prof. Germán Castaños. Creativo. Consultor en creatividad. www.ideavip.com.ar.
Para diseño creativo de productos o servicios, acciones de marketing, publicidad, disertaciones, talleres o desarrollo del potencial de creatividad individualizada:
info@ideavip.com.ar