Para esta segunda parte voy a servirme de uno de los autores que más despertaron mi curiosidad intelectual dentro de mi biblioteca. Se llama Malcolm Gladwell y es el autor de inteligencia intuitiva.
Sus conceptos y mis conclusiones son el eje de este artículo semanal.
Nuestro inconsciente tiene una habilidad muy especial para encontrar patrones significativos ante determinadas situaciones. A ese conocimiento súbito se lo denomina cognición rápida. Claro que podemos asociarlo sin ningún tipo de rubor a la intuición.
Trabalenguas: No sabemos como lo sabemos pero si sabemos que sabemos.
Dice Gladwell: “ resulta más fácil escuchar a los científicos y los abogados, que saben apoyar sus conclusiones con páginas y páginas de documentación. Creo que este planteamiento es un error, y que si queremos mejorar la calidad de nuestras decisiones hemos de aceptar la naturaleza misteriosa de nuestros juicios instantáneos. Necesitamos aceptar que es posible saber sin saber por que y que, a veces, este es el mejor camino”.
En mi opinión, a medida que se hacen más complejos los negocios, a medida que evolucionan desde un emprendimiento a una empresa es que, simultáneamente, se van abandonando las prácticas intuitivas que hicieron florecer el negocio, por prácticas administrativas más complejas, en apariencia más acorde con el devenir de la empresa. Es un proceso habitual, totalmente normal, pero, en algunos casos, nocivo para “el corazón del emprendimiento”: una verdadera y fuerte intuición.
Aunque la cognición rápida también puede ser mejorada ( como cualquier otra variable que otrora estaba reservada a iluminados).  Lo acertado de las decisiones tomadas en las condiciones de cambio veloz y estrés elevado (¿les suena familiar?) propias de la cognición rápida dependen de la formación, de las reglas y el entrenamiento, dice Gladwell.
¿Existe alguna posibilidad hoy día de tomar las decisiones en otro ámbito que no sea de cambio veloz y estrés elevado?. Si bien aparecen disciplinas como el show marketing que apuntan a condiciones menos aceleradas, no deja de ser una oferta de marketing para diferenciarse ante los consumidores, pero nunca una propuesta de management para ejecutivos y CEOs.
Esta comprobado que el exceso de información tiende a realizar más compleja (¡ y más errónea!) la exactitud de una decisión.
Repregunto con las mismas líneas. ¿Existe alguna posibilidad hoy día de tomar las decisiones en otro ámbito que no sea de cambio veloz y estrés elevado?. Producir una revalorización de la intuición, de las “corazonadas”, de la “cognición rápida” es apropiarse a nuevas formas de conocimiento indispensables para la sobrevivencia en el mundo corporativo y empresarial.
¿Por donde intuís que anda tu intuición?

* Prof. Germán Castaños. Creativo. Consultor en creatividad. www.ideavip.com.ar.
Para diseño creativo de productos o servicios, acciones de marketing, publicidad, disertaciones, talleres o desarrollo del potencial de creatividad individualizada:


Notas relacionadas:

  1. El Estudio de Comercio Exterior, un gran aliado del Exportador
  2. La intuición, la cognición rápida, las corazonadas y otras zonceras empresariales
  3. La lógica de la intuición
  4. La intuición derriba muros
  5. La evidencia derrota a la intuición