Cuando las colocaciones financieras dejan de ser negocios – producto del valor artificial del Dólar y de la negación oficial de inflación – y la inversión en inmuebles arroja resultados magros e inciertos, mucha gente con dinero en el colchón siente deseos de embarcarse en acciones productivas que le den más rendimiento.

Veamos entonces las 5 razones por las que comprar una franquicia en Argentina es una buena opción de negocio para el año que estrenamos.

1. Negocios probados = menores riesgos
Según datos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) tres de cada cuatro negocios fracasan antes de cumplir los tres primeros años. En cambio, los beneficios de la franquicia hacen que sea un sistema comercial con más posibilidades de éxito, ya que su índice de mortandad es muchísimo menor. Su Know How probado y sus productos mayormente conocidos, así como el apoyo y asistencia para su comercialización, hacen que la franquicia se presente como una opción muy válida para los emprendedores.

2. El  avance de las cadenas es notable
Cada vez más, los negocios en cadena, van captando mayores y mejores ventas. Tomemos el caso de un rubro al azar como la juguetería. Ya existen 150 sucursales perteneciente a distintas marcas, entre las cuales una famosa marca de franquicias (Giro Didáctico) lidera con más del doble de locales que la segunda. De ellas, casi 19 marcas poseen más de 5 locales cada una. Podemos mencionar otros rubros donde la cuestión es mucho más notoria. En el ranking de las 10 marcas más valoradas en el negocio de la cafetería y bares efectuado por  iEco de Clarín, el 100% son negocios de red y de ellos, el 70% son franquicias.

3. Distintos rubros y variadas empresas. Todos los gustos y precios
Si quiere tener la posibilidad de hacer negocios con aquello que le gusta, pues busque dentro de los más de 50 rubros de actividad que hoy aplican el sistema de franquicias y dentro de ellos, encontrará la importante cantidad de 620 marcas que franquician.  Es decir, no tendrá pretexto para decir “…que no le vá tal o cual concepto” ya que tiene todas las opciones y con distintos montos de inversión adecuados a su bolsillo. Asimismo, se están incorporando las industrias y hasta las profesiones, que encuentran en las franquicias una excelente forma de crecer.

4. Cada vez hay más lugares adecuados para  la franquicia
Nuestro país tiene 50 ciudades con más 100.000 habitantes y si consideramos que el número mínimo para abrir franquicias habitualmente es 70.000, vemos que las posibilidades son realmente amplias para manejarse con un mercado bastante adecuado a las distintas opciones. En el interior la soja, el petróleo y el turismo son los generadores de la riqueza y eso colabora al desarrollo nacional.
A su vez la participación de los shopping en la venta minorista representa un 17% (cerca de U$S 12.000 millones) con 106 establecimientos a fines del 2011 y está prevista la apertura de 10 shopping más en el 2012.  Si tenemos en cuenta que hay un promedio de 74 locales y de 16 góndolas por centro comercial, nos da una impresionante cifra de 9.540 puntos de venta.

5. Una nueva clase media que volvió a gastar.
Se ha incorporado al consumo la clase media típica argentina que conforman cerca del 30% de la pirámide socioeconómica y que antes ocupaba el nivel más bajo de la misma. Este grupo de personas ha incrementado fuertemente sus ingresos y los mismos han sido volcados al consumo, lo que a su vez permite agrandar la demanda de bienes y servicios en general y más particularmente al entretenimiento y esparcimiento, a la vestimenta y sus accesorios, o a los servicios relacionados a la salud, belleza, educación. Todos estos rubros seguirán con crecimientos interanuales de consideración en sus ingresos.

No deje pasar el tren de la franquicia en el 2012 porque se perderá la oportunidad de un buen negocio.

Cdor. Carlos Canudas


Notas relacionadas:

  1. Tres razones para ser pesimistas, tres razones para ser optimistas; ¿cuáles elijo?
  2. 15 razones para fracasar
  3. 10 razones para emprender
  4. 10 razones para no seguirte en Twitter
  5. Tres razones que presagian doce meses complicados para los inversores