Teniendo en cuenta que este es mí espacio, para brindar información del campo de la asesoría de imagen, tanto a nivel personal como a nivel corporativo. En esta oportunidad me gustaría compartir con ustedes una nota que escribí hace un tiempo para un portal que está enfocado para el mercado empresarial, y trata sobre la importancia de la imagen que debe poseer y conservar el empleado cuando trabaja bajo el ala de una empresa, y que ambos, tanto el empleado como la compañía, deben estar alineados en su imagen como herramienta de comunicación.

“En los últimos años el cuidado de la imagen y arreglo personal han ido tomando mayor protagonismo en la vida de las personas. Verse, sentirse bien y estar a  gusto con la imagen que nos devuelve el espejo es algo que nos hace sentir bien a todos. Pero hoy en día, el tema trasciende a niveles corporativos, porque las empresas comenzaron a entender que una persona con buen aspecto y una imagen acorde a la filosofía de la empresa para la que trabaja es un plus a la hora de vender cualquiera sea el producto o servicio.

Hay dos puntos importantes que deberían ser tenidos en cuenta por gerentes de empresas que comandan grupos numerosos de personas. Por un lado trasmitir, no solo desde el discurso sino a través del ejemplo utilizado por ellos, la importancia del arreglo personal no solo por una cuestión externa, sino por algo interno, porque muchas veces verse bien nos hace atender, sea cual fuere el medio (teléfono, mail, etc) correctamente a nuestro potencial o actual cliente, porque se genera una cadena de “bien estar”, cuando me veo bien me siento bien y con mayor seguridad y cuando me ven bien contagio esas ganas a mi pares y a la gente que se tiene a cargo. El otro punto importante que quiero resaltar es que todas las empresas deberían tener estipulado su “Código de vestimenta” porque todo lo que elegimos trasmite algo, y si ese algo está mal elegido puede ir en contra de la política de la empresa. Voy a casos prácticos, muchas veces el empleado piensa que por no tener contacto cara a cara con un cliente y al ser su trabajo dentro de una oficina, es sinónimo de “igual no me ven” y se cometen errores que luego cuesta reparar, porque la primera impresión entra por los ojos, siempre, solo un segundo alcanza para tener una idea de cómo es la persona por como está arreglada, pero mucho tiempo se necesita para cambiar la percepción que tuvimos de ella. Volviendo al tema del empleado que piensa que como no es visto no se arregla o bien se arregla pero no coincide su estilo con lo que la empresa necesita a nivel imagen, pensemos en un cliente externo que viene a visitar las oficinas, o una empresa que quiere generar una alianza estratégica y quiere conocer el lugar y quienes trabajan allí…como se hace en estos casos? Se le explica a la persona que la gente que no tiene contacto con clientes no se arregla porque no lo ven? Pensamos que esa es una buena respuesta? Bueno, mi experiencia dice que no! Sea cual fuere el puesto de trabajo uno tiene que estar acorde a lo que la empresa tiene como filosofía, porque nunca se sabe quien esta del otro lado ni como pueden percibirse las cosas.

Hoy más que nunca todo entra por los ojos, luego hay que complementarlo con otro montón de cosas que también son importantes, desde ya. Pensa en lo siguiente, cuando entrás a una empresa donde la gente de recepción esta cada una vestida de diferente manera, peinada y maquillada con un estilo distinto, que te trasmite eso? Seriedad y confianza? O despreocupación e informalidad? Si no lo pensaste, comenzá a hacerlo y fijate que sensación te genera que cada uno este con su propio estilo personal y no con el de la empresa. Por eso para la gente que tiene contacto directo y personal con el cliente en puestos de recepción, atención al cliente, etc, es fundamental contar con un uniforme establecido por la compañía, y cuando digo esto incluyo el peinado, maquillaje y accesorios permitidos, que son parte visible del conjunto.

Hay muchas formas de capacitar a los empleados para que entiendan el porqué de “estar bien”, tanto por ellos como por la empresa para la cual trabajan. Se pueden realizar desde talleres de imagen, cursos de automaquillaje, creación del código de vestimenta corporativa, con su correspondiente seguimiento, y así un montón de otras actividades que tiene mucho que ver con el cuidado de la imagen.

La imagen es una herramienta de comunicación muy poderosa, nunca lo olvides.”

Espero que te haya servido, y frente a cualquier duda o inquietud que te surja, no dudes en contactarme!

Autora: Romina Barak.

CONSULTORIO EMPRENDEDOR DE IMAGEN PERSONAL
Sacate todas tus dudas sobre Imagen Personal. Romina Barak responde DUDAS, CONSULTAS y PROPUESTAS:
emprendedores@emprendedoresnews.com Asunto: Imagen

Si contactás directo a Romina Barak desde su página Web, no te olvides de aclarar que llegás vía Emprendedores.News, para acceder a beneficios exclusivos para nuestros lectores

“La IMAGEN es una herramienta de comunicación muy poderosa.  -Romina Barak Asesoría de Imagen-, nace con el objetivo de ayudar a personas y empresas, a potenciarla para que logren cumplir sus objetivos, tanto en el ámbito personal como en lo corporativo”.

Más información: www.rominabarak.com.ar