En México se tiene la idea equivocada de que solamente la Secretaría de Economía otorga apoyos económicos a los emprendedores.

Sin embargo, además de las 320 incubadoras que hay en el País organismos como la Fundación Mexicana para la Innovación y Transferencia de Tecnología en la Pequeña y Mediana Empresa (Funtec), la Secretaría de la Reforma Agraria, el Fonacot, ProMéxico, ArCcanto y Nafin sólo tan sólo por mencionar algunas de las organizaciones que ofrecen apoyos para el emprendedor.

Según datos del Observatorio PyME, se calcula que cerca del 86 por ciento de las pequeñas y medianas empresas desconoce los programas de apoyos a emprendedores.

En México existen 153 programas de 13 dependencias federales y 531 programas estatales en 31 entidades federativas, que apoyan con créditos o con asesorías técnicas a los emprendedores de pequeñas y medianas empresas.

Fonacot tiene créditos para apoyar a las pymes comercializadoras o prestadoras de servicios que cuentan con 2 años de antigüedad para que puedan comprar computadoras, material, herramientas de trabajo y maquinaria menor.

A través de los créditos mancomunados del Fonacot, los integrantes de una familia unen su capacidad de crédito para, en caso de desempleo, echar a andar un negocio propio.

La Fundación Mexicana para la Innovación y Transferencia de Tecnología en la Pequeña y Mediana Empresa (FUNTEC) ofrece capital semilla sin necesidad de garantía desde 100 mil pesos para negocios tradicionales y hasta 2 millones de pesos para negocios de alta tecnología a pagar en plazos de 24, 36 o 48 meses, con tasas de interés de 6 por ciento anual.

Nafin otorga apoyos financieros y asesoría técnica a través del "Programa de Apoyo a Emprendedores" que tiene como objetivo identificar proyectos de emprendedores, evaluar su viabilidad y buscar los apoyos financieros, mediante la formación de "Inversionistas Ángeles" y la aplicación de diversos apoyos financieros complementarios.

Para obtener este apoyo los emprendedores deben tomar el seminario para emprendedoras y emprendedores de Nafin; contar con un plan de negocios; tener una tasa interna de retorno positiva atractiva para un inversionista; que el emprendedor esté dispuesto a aportar su tiempo y recursos al proyecto, y que requiera recursos para desarrollarlo.

Itzel Canepa Calderón, gerente de capacitación de Xpande, estimó que sólo el 1.8 por ciento de la pymes conoce y ha utilizado algún programa de apoyo federal, municipal o estatal.

"Nuestra opinión es que los emprendedores deben ver más allá, deben encontrar más alternativas de negocio, pero la mayoría se queda en lo pequeño y no crece", advirtió Itzel Canepa Calderón.

Víctor Calderón director de la intermediaria financiera ArCcanto, aseguró que las pequeñas y medianas empresas que obtienen un crédito financiero crecen entre un 20 y hasta un 40 por ciento.

Sin embargo, el problema es que la mayoría de la pymes se siguen financiando con los ahorros familiares o los proveedores, porque piensan que el crédito bancario es caro y de difícil acceso.

Fuente: GRUPO REFORMA