Errepar acaba de editar la nueva obra de Tom Wise. Se trata de ""Basta de perder clientes y ventas!". La propuesta se presenta como un libro anticrisis, compuesto por 12 capítulos cuyo objetivo principal es brindar a los responsables de la totalidad de las empresas (grandes, medianas y pequeñas) más de cien tácticas anticrisis, cuya implementación les permitirá poner en marcha acciones que restarán fuerza a las consecuencias negativas de la situación económica, centrada en la pérdida de clientes y en la caída de las ventas, los ingresos y la evaporación de las utilidades.

Gran parte de las ideas y recomendaciones que se incluyen en el libro surgieron de una serie de conversaciones que se llevaron a cabo con empresarios de primer nivel acerca de cuáles son las medidas estratégicas y las tácticas que deberán ser implementadas para enfrentar la recesión que azota al mundo.

En todas las épocas, ya sean de crecimiento, estancamiento o crisis económica, se pierden diariamente clientes que nunca regresarán y millones de pesos, dólares, euros, etc., en ventas que no se materializan como resultado de la falta de aplicación de herramientas de gestión que aseguran el éxito. Una gestión mediocre podría ser tolerada en épocas “fáciles”, pero jamás en tiempos de escasez cuando los efectos negativos se multiplican.

La gran pregunta gira alrededor de la duración de la crisis. Los optimistas hablan de todo el año 2009 y parte de 2010. En cambio, los pesimistas no se aventuran a fijar una fecha y hablan de “una larga y dolorosa experiencia”. Todo indica que nadie ha visto la cara del abismo. Las estimaciones varían entre los 12 y 30 meses.

Es importante recordar que en tiempos recesivos hay más ofertas, menos compradores, abundancia de competidores, además de muchos perdedores y un pequeño grupo de ganadores.


Notas relacionadas:

  1. Cómo atraer nuevos clientes y crear un manantial de ventas
  2. Michael Porter: “Es inútil competir sólo para ser el número uno, basta con ser único”
  3. Perder el tiempo
  4. Sir Alex Fergusson: “No perder de vista los orígenes”
  5. El emprendedor puede ganar o perder, nunca empatar